Baile en pareja

Parejas bailando

INICIACIÓN:

Clases de Merengue, Bachata, Salsa y Rueda Cubana.

En cada clase se trabaja un ritmo. Comenzamos por el Merengue, que es el mas sencillo para ir soltando el cuerpo y acostumbrarnos a la dinámica de la clase. Luego vamos introduciendo la Bachata y la Salsa, y finalmente la Rueda Cubana.

Calentamos bailando de forma individual los pasos que después utilizaremos para bailar en pareja.

NIVEL MEDIO:

Clases de Bachata tradicional y moderna, Salsa Cubana y Rueda Cubana.

Calentamos bailando de forma individual los pasos que después utilizaremos bailando en pareja o conforme vamos progresando, montaremos una pequeña coreografía con pasos libres.

En pareja, trabajamos varias secuencias o combinaciones de pasos durante unos días, y después las uniremos en una coreografía.

NIVEL AVANZADO:

Clases de Bachata moderna, dominicana y sensual, Salsa en Línea y Rueda Cubana.

Calentamos con una coreografía de pasos libres, para trabajar un poco de estilo y coger una mayor agilidad en el trabajo de pies.

En pareja, trabajamos varias secuencias o combinaciones de pasos durante unos días, y después las uniremos, junto con los pasos libres, en una coreografía.

Baile individual

PASITOS SALSA Y BACHATA

Empezamos con los pasos básicos de bachata y salsa, montando pequeñas coreografías para coger agilidad en los movimientos.

Conforme vamos evolucionando, vamos introduciendo mayor expresión corporal y trabajamos caderas, torso, hombros,… y brazos.

BACHATA ESTILO CHICAS

Trabajamos los pasos básicos de bachata, montando pequeñas coreografías a las que añadimos movimientos corporales: caderas, torso, hombros,… y brazos.

Conforme vamos evolucionando, vamos introduciendo mayor expresión corporal y distintos estilos de bachata: dominicana, tradicional, moderna, sensual.

SALSA ESTILO CHICAS

Comenzamos con los pasos básicos de salsa, montando pequeñas coreografías, y trabajamos movimientos corporales: caderas, torso, hombros,… y brazos.

Conforme vamos evolucionando, vamos introduciendo mayor expresión corporal y movimientos mas complejos.

Chicas bailando
Personas en clase de baile

Clases variadas en las que se enseñan coreografías con distintos estilos de música.

Cada día enseñamos cosas nuevas, pero repetimos muchas veces las coreografías anteriores. Así que en cada clase aprendemos algo nuevo y seguimos trabajando los pasos y movimientos que todavía no se dominan.

Nos divertimos mientras trabajamos el ritmo, la expresión corporal y obtenemos un sinfín de ventajas:

1. Se fortalece el corazón
Ayuda al corazón a mantenerse fuerte al aumentar el ritmo cardíaco y mejorar la capacidad pulmonar.

2. Combate el Alzheimer
El baile es un ejercicio excelente para el cerebro y prevenir enfermedades como el Alzheimer. Un estudio con participantes de la tercera edad, publicado en el New England Journal de Medicina, encontró que el baile frecuente aumentar la agudeza mental y las personas con Alzheimer son capaces de recordar memorias olvidadas cuando bailan la música que solían conocer.

3. Aumenta tu memoria
El baile puede ayudar a revertir la pérdida de volumen en el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria, lo que evitaría padecer de demencia senil, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. Cuando aprendemos rutinas de baile, mejora la memoria y la habilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo.

mujeres bailando

4. Aliado en la pérdida de peso
La pérdida de peso es otro de los beneficios del baile. Un estudio publicado en el Journal of Physiological Anthropology encontró que bailar es tan útil para la pérdida de peso y el aumento de la potencia aeróbica como el ciclismo. Se calcula que en media hora de baile constante se pueden quemar entre 200 y 400 calorías.

5. Disminuye el colesterol
Al ser un ejercicio aeróbico, se reducen los niveles de colesterol total en la sangre, especialmente los del colesterol LDL, conocido como malo y ayuda a incrementar los niveles del HDL o colesterol bueno.

6. Antídoto contra la osteoporosis
El baile es un ejercicio de fuerza que puede prevenir la pérdida de la masa ósea y ayuda a tonificar los huesos sin estresar las articulaciones. Muchos estilos de baile requieren de movimientos que fortalecen los huesos como la tibia, el peroné y el fémur. A largo plazo, una práctica regular de baile podría prevenir la osteoporosis.

7. Flexibilidad, fuerza y resistencia
El baile mejora destrezas y habilidades que son muy importantes para la salud en general. La flexibilidad, fuerza y resistencia que se adquieren con el baile ayudan a mantener el cuerpo libre de lesiones. Un estudio de la Universidad de Washington mostró que bailar tango resultó ser mejor que otros ejercicios para mejorar la capacidad de movimiento en pacientes con Parkinson.

8. Elimina el estrés
El baile es excelente para ayudar a las personas que padecen de depresión, ya que estimula la producción de endorfinas (hormonas que combaten el estrés) y ayuda con los sentimientos de aislamiento. De acuerdo con un estudio publicado en el International Journal of Neuroscience el baile contribuye a la regulación de los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores claves para no caer en depresión.

9. Aumenta el nivel de energía
Bailar es una actividad que mucha gente piensa que está destinada a hacerse con amigos en fiestas. Sin embargo, un estudio publicado en el The Scholarly Publishing and Academic Resources Coalition reveló que una clase de baile a la semana mejora el rendimiento físico y aumenta los niveles de energía.

Bailar kizomba está de moda. Movimientos sensuales de cadera, ideales para bailar en pareja. Se trata de un ritmo lento, melodioso y con una atractiva cadencia que recuerda a la música africana.

La Kizomba es pura sensualidad y hasta erotismo. El torso de los bailarines está en contacto gran parte del baile, excepto cuando es lateral. En sus movimientos, tiene tres tiempos, en los que el hombre siempre manda a la mujer, dirigiendo con la mano en la espalda de su compañera y siguiendo el ritmo seductor de la música. Al ser un baile tan pegado, es normal que al principio pueda dar apuro bailarlo, pero con unos pocos trucos bailarás con total libertad.

Pareja bailando kizomba

El origen de la kizomba

La Kizomba es un género de música y baile que procede de Angola. Etimológicamente, el término “Kizomba” significa en la lengua original de este país “fiesta”. Surgió en la década de los años 80, aunque ya hacía muchos años que se bailaban danzas angoleñas tradicionales.

En la actualidad, además de ser un baile muy popular en Angola, se ha ido extendiendo por toda Europa, países del norte de África, Canadá y Estados Unidos. A destacar su popularidad en Portugal. En España cada vez se baila más Kizomba en las pistas de baile.

Cómo se baila la Kizomba

En sus inicios, este baile no tenía vueltas en sus figuras, aunque ha ido evolucionando en su introducción por Europa. Su encanto principal está en ser un baile lento, muy romántico y sensual, pausado, que favorece el contacto con la pareja. Una danza muy estrecha que requiere de mucha complicidad entre el hombre y la mujer, a la vez que una habilidad de conducción por parte del hombre.

Sus pasos básicos son suaves y fáciles de ejecutar, y quienes lo bailan pueden disfrutar del llamado “baile social” de forma más intensa que otros.

En la Kizomba no hay un estilo único. Junto a la “Passada”, el baile más básico de Kizomba, hay otros como la Tarraxinha, la Quadradrinha y la Ventoinha. Y últimamente se está haciendo muy famoso el Urban Kizz o kizomba urbana.

Para empezar a bailar, su ciclo se basa en cuatro ciclos de compases, formado cada uno por cuatro pulsos diferentes. Es decir, en la fórmula 4 x 4, con un total de 16 pulsos.

El paso más básico para aprender a bailar Kizomba sería una sucesión de dos pasos, de un lado a otro. Se puede comenzar con el hombre en el pie izquierdo, dando un paso hacia un lado y la mujer haciéndolo con el pie derecho. El líder lleva su pie derecho junto al izquierdo con un toque, sin dejar el peso en el derecho. A continuación, se hace lo contrario, llevar un paso a la derecha con el pie derecho y acompañar el pie izquierdo junto al derecho con un ligero toque al suelo. La seguidora lo hace con los pies opuestos.

Dentro de los bailes de salón de sistema internacional, nos encontramos con dos bloques:

  • Bailes STANDARD: Vals Lento, Tango, Quickstep, Slow Fox y Vals Vienés.
  • Bailes LATINOS: Samba, Chachachá, Rumba-Bolero, Pasodoble y Jive.

En los niveles de INICIACION y MEDIO, se enseñan las bases y varios pasos básicos de los 10 bailes.

Conforme vamos avanzando y dominando los diferentes ritmos, se trabaja técnica, conducción y características de cada uno de los bailes.

En el nivel AVANZADO se montan coreografías con pasos mas complejos y se corrige postura, posición, expresión corporal, trabajo de pies,…..

Varias imagines de una pareja bailado tango argentino

Hay dos formas de entender el tango, como un caminar al que se le intercalan pasos, elementos, y figuras, o también como un paso base al que se le intercalan figuras. En el primer caso, nos dará un baile de desplazamiento lento por el borde de la pista, mientras que en el segundo, el desplazamiento será aleatorio y discontinuo. Al primer estilo se le puede llamar «tango caminado» y es el habitual en las salas de tango o milongas. El segundo sería un «tango de salón», y es el habitual en las salas de baile de salón. Según se va avanzado en el aprendizaje, ambas formas van confluyendo en una misma forma de bailar.
El elemento más importante del baile son los ochos, que pueden ser hacia adelante, o hacia atrás, y que son realizados mayormente por las mujeres. La correcta realización de estos ochos requiere algo de práctica, pero es básica para conseguir bailar con un buen estilo.
El agarre en la caminada es un abrazo con mucho contacto, que puede abrirse para la realización de figuras complejas. Manejar la distancia entre bailarines es importante, porque esta es variable.
Se suele bailar con el compás 2×4, es decir, con un paso por pulsación fuerte. Pero la música tiene muchas síncopas y cambios rítmicos, que provocan cambios e improvisaciones en el ritmo del baile. El ritmo es, en general, bastante lento. Según se va conociendo el baile, uno puede atreverse a bailar con doble velocidad en algunas partes del baile. Además, también se pueden hacer paradas en momentos en que la música las sugiera. El resultado es un baile creativo, variado, y pasional.
Es un baile que muchos creen que es difícil, y no es así. Lo que ocurre es que su coreografía es casi infinita, con lo que puedes estar aprendiendo toda la vida, pero bailarlo de forma sencilla es posible con pocas clases y un poco de práctica con los ochos.
Una vez se tienen los conceptos y los pasos básicos, se pueden ir introduciendo elementos y figuras cada vez más complejas, que irán dando al baile mayor vistosidad y espectacularidad.
Hay que rendir tributo a los creadores del tango, porque nos han dado un baile completamente diferente a todos los demás, con una riqueza coreográfica que no tiene ningún otro baile.

Novios bailando

Queréis impresionar a vuestros invitados?

Os ayudamos a prepara una coreografía exclusiva para vosotros.

Un baile divertido, elegante, con vuestra canción favorita.

Vuestro día será aún más especial!!!

Clases particulares.